LA GENIALIDAD DE LAS INTELIGENCIAS

COMO APRENDE TU CEREBRO

LOS PERFILES DOMINANTES. La infinita variedad de formas en que están constituidos los seres humanos hace que cada individuo sea único/a.  Los/as educadores/as y psicólogos/as han desarrollado sistemas para identificar la diversidad con el fin de comprendernos mejor. Entender los estilos de aprendizaje es útil para planear programas educativos y de capacitación, así como para tener una visión más clara del comportamiento individual. En esta formación nos vamos a apoyar en un sistema de evaluación de los estilos de aprendizaje denominado “perfiles dominantes”. Este método para medir los estilos de aprendizaje fue desarrollado por Paul Dennison y su mujer pioneros en el campo de la educación a través del movimiento y dos autoridades en la adquisición de habilidades cognitivas y académicas.

Los estilos dominantes descrito por los Dennison identifican la dominación lateral de los ojos, oídos y manos con relación al hemisferio cerebral dominante. Esto influye de manera importante en el modo en que los individuos procesan la información, y como consecuencia en el tipo de actividades que prefiere realizar para aprender.

La Doctora Carla Hannaford, neurofisióloga y educadora, reconocida internacionalmente en el área docente, describe una versión modificada de los perfiles de lateralidad de los Dennison, y comenzó a emplearla desde 1.986 trabajando en conjunto con alumnos/as, padres madres y educadores/as para crear estrategias que condujeran al éxito. Este sistema es fácil de evaluar y permite entender cómo está organizado el cerebro, el cuerpo y el sistema nervioso. Los modelos de dominancia lateral tiene efecto a largo plazo en nuestro comportamiento, saber más sobre nosotros/as nos ayuda a tener éxito en nuestras relaciones, en el aprendizaje, en el trabajo e, incluso en el juego. Los estudiantes que no se ajustan a las prácticas escolares de enseñanza son vistos como inferiores en lugar de lo que son, simplemente aprendices con diferentes estilos. Por ejemplo “dotados/as o talentosos/as” o “educación especial”.

¿QUÉ ES UN PERFIL DOMINANTE? Hay 32 perfiles dominantes distintos. Se asignan especificando cuáles de los ojos, oídos, manos, pies y hemisferio cerebral son dominantes. Es posible que la mano dominante sea la derecha y el pié dominante sea el izquierdo. Quizás tenga un ojo derecho dominante pero un oído izquierdo dominante. La dominancia lateral es innata e influye en la forma  en que el cuerpo y la mente procesan inicialmente la información. PERFILES DOMINANTES.  Los 32 perfiles proporcionan información que señala de qué manera  absorbemos, asimilamos y procesamos  el nuevo aprendizaje. También dan consejos prácticos tales como a quien debemos dar la oportunidad de un aprendizaje práctico; cómo abordar actividades visuales de aprendizaje, como lectura; cómo presentar nueva información a ciertos estudiantes y cómo convienen que se sienten en el salón de clase. Algunos/as alumnos/as optan por escuchar y otros prefieren tocar, cuando asimilamos información nueva o,  en especial, cuando nos encontramos bajo tensión, tenemos mejor acceso a los sentidos que se vinculan directamente con el hemisferio cerebral dominante. LOS DOS HEMISFERIOS DEL CEREBRO. Nuestros cerebros se componen de dos hemisferios claramente diferenciados, conectados en su parte media por un manojo  de fibras nerviosas llamadas cuerpo calloso. Cada hemisferio desarrolla y procesa la información de un modo específico. El hemisferio lógico o izquierdo se encarga de los detalles, las partes y los procesos del lenguaje y del análisis lineal.  El hemisferio gestáltico o derecho se encarga de las imágenes, el ritmo, la emoción y la intuición. En algunos individuos estas características están transpuestas y procesan las funciones lógicas en el lado derecho y las gestálticas en el izquierdo. Para distinguirlos por su función, la doctora Hannaford usa los términos lógico y gestáltico en lugar de derecho e izquierdo. El cuerpo calloso que está entre los hemisferios permite el acceso rápido a cualquiera de los hemisferios. Cuando entre las dos mitades hay una buena comunicación se obtiene un pensamiento integrado. Mientras más se activen ambos hemisferios gracias al uso, más rápido será el procesamiento entre ellos y funcionaremos de un modo más inteligente.  En la Gimnasia Sistémica estudiamos en profundidad nuestros patrones dominantes con el fin de sacar el mayor beneficio posible al movimiento y crear continuamente nuevas redes neuronales al trabajar al unísono nuestros hemisferios.