Los que me conocen un poco saben lo importante que es para mí el cuerpo físico, desde casi que recuerdo los gimnasios han sido para mí mi segunda casa, cuando no estaba impartiendo las clases, estaba entrenando, gracias a eso estoy segura que me he librado de tener depresiones, estados de aburrimientos, enfermedades y estrés. No he dejado a las endorfinas que bajen de nivel pues siembre las he tenido a rallas. Fuera de bromas el deporte me ha aportado millones de cosas buenas y he tenido la suerte de trabajar en lo que más me gusta.

Y EL CEREBRO

Con el paso de los años y estudiando el funcionamiento del cerebro desde los últimos avances Neurocientíficos comencé a practicar ejercicios específicos para la memoria, ya sabéis, esto es como si no te lavas los dientes, se pican, pues al cerebro le pasa igual si no sigues creando nuevas redes neuronales vas perdiendo capacidades.

NOS SIGUE SORPRENDIENDO

Para mi sorpresa descubrí que hacer ejercicio físico utilizando al mismo tiempo ejercicios mentales me abrió un mundo nuevo a la hora de entrenar. Pero no solo eso, sino que las clases se transformaban en momentos de diversión, me daba cuenta a medida que practicaba como movimientos que en un principio me parecían tremendamente complicados se volvían cada vez más fáciles y no paraba de pensar en cómo podría complicarlo para el siguiente entrenamiento, con lo que seguía sorprendiéndome la capacidad creativa que estaba surgiendo en mí.

PRIMER EJERCICIO BOTIQUÍN

Bueno creo que es hora de compartir mi primer ejercicio para el botiquín, el mes que viene seguiré la historia…
Es muy divertido si lo practicáis a ritmo de la música que más os guste, lo titulo:
EL MANIPIES

Me gustaría que lo practicarais todos los días 5 minutos y al cabo de una semana me contarais vuestra experiencia…que lo disfrutéis.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: